En términos prácticos, la capacitación in-house se refiere a las iniciativas cuyo objetivo es desarrollar determinadas competencias en un grupo de personas que pertenecen a una misma organización. Constituye una solución efectiva para afrontar los desafíos estratégicos de una empresa. Por ello, hemos decidido resaltar algunas ventajas y consideraciones a tener en cuenta al comparar la capacitación in-house frente a otras iniciativas para el desarrollo de competencias que podrían implementarse en su organización.

Capacitación más enfocada

La capacitación in-house permite diseñar soluciones educativas tomando en cuenta las características y objetivos específicos de una organización. Por ello, también puede denominársele como “capacitación a la medida”,  la cual le permite a cada organización aprovechar al máximo sus recursos y capacidades, enfocando su inversión en el desarrollo de competencias específicas que son requeridas para que su equipo humano eleve su productividad y contribuya a la ejecución de la estrategia.

Conveniencia

Organizar cursos de capacitación para grupos de personas que tienen horarios y responsabilidades exigentes y diferentes puede ser una tarea muy difícil. La capacitación a la medida también considera los desafíos logísticos y laborales que enfrenta el personal de la organización, definiendo las soluciones tecnológicas, horarios y forma de trabajar que minimice las restricciones y su impacto en los resultados a alcanzar con los participantes.

Optimizando costos

es una oportunidad de optimizar el presupuesto de capacitación cuando se tiene personal en sedes alejadas y debe desarrollarse de forma presencial. Requiere organizar el desplazamiento del profesor o facilitador a la sede correspondiente, pero ya no se tiene que pagar costos de viaje o de alojamiento para enviar a los empleados a centros de capacitación alejados.